Atmos 568 by Marc Newson

Atmos 568 by Marc Newson

el tiempo en toda su pureza

Esta es la historia de una colaboración fascinante y enriquecedora. Desde 2008, Jaeger- LeCoultre y el diseñador Marc Newson reúnen su saber hacer y su energía creativa para dar forma a una interpretación única de un icono relojero: el Atmos. Este año, el diseñador se ha volcado nuevamente en este péndulo que vive del aire del tiempo para dotarlo de una expresión contemporánea que respete, no obstante, su identidad. La colaboración de Newson con la Grande Maison ha dado como fruto una pieza excepcional de gran pureza que cobra vida bajo un globo de cristal de Baccarat.

Maison Jelk Fribourg

La unión del diseño, la técnica y la tradición

Tomemos por un lado un diseñador aclamado, tan discreto como reputado y apreciado. Por el otro, un péndulo mítico, silencioso, que se nutre de ínfimas variaciones de temperatura y cuyo mecanismo hubiese fascinado al mismísimo Leonardo da Vinci y a todos aquellos que imaginaron incesantemente el mecanismo más cercano al movimiento perpetuo. Para esta nueva aventura, el péndulo Atmos ha puesto sus formas y algunas partes de sus componentes en las talentosas manos del diseñador Marc Newson, que lo ha albergado en un globo de cristal totalmente transparente para destacar mejor su esencia y su condición de icono.

Atmos 568 by Marc Newson_Back.jpg

Marc Newson expresa su afinidad con este péndulo:

“Sentí una gran emoción cuando me propusieron que concibiera un Atmos. Es una pieza de relojería que aprecio desde la primera vez que la vi, cuando era adolescente. Para mí, el Atmos es un objeto mágico y complejo, que representa el movimiento perpetuo, o lo más cercano a él, y requiere de un ambiente estable para funcionar. Parece estar vivo, e incluso da la impresión de que adivina tu presencia, algo que me resulta extrañamente reconfortante”.

Making of Atmos 568 by Marc Newson © JohannSauty - Jaeger-LeCoultre (2)Making of Atmos 568 by Marc Newson © JohannSauty - Jaeger-LeCoultre (3)

La simplicidad y la pureza del movimiento

Ligereza, transparencia, simplicidad. Lo primero que llama la atención en el Atmos 568 de Marc Newson es su mecanismo relojero, que parece flotar en el aire gracias a la sutil sujeción que lo mantiene fijo a la parte posterior del movimiento.

Making of Atmos 568 by Marc Newson © JohannSauty - Jaeger-LeCoultre (4)Making of Atmos 568 by Marc Newson © JohannSauty - Jaeger-LeCoultre (5)

La esfera, muy sobria, presenta una óptima legibilidad. En su rostro de cristal, que permite el paso de la luz, la lectura de las funciones resulta agradable gracias a los dígitos arábigos transferidos de color azul que apuntan hacia el exterior, realzados por una sobria minutería. El índice del mes está diseñado en forma de esfera transparente para evitar una indicación adicional. Las agujas, cuyo contrapeso ha diseñado minuciosamente Newson para equilibrarlas a la perfección y olvidarlas, adoptan el mismo azul elegido por el artista. En cuanto a las fases de la luna, la indicación presenta una lectura plena, única en un Atmos, en el que la luna es blanca y el cielo azul sobre un disco con estrías concéntricas ofrecen un acabado delicado y sutil.

Por el otro lado del movimiento se aprecia la manera en que se ha fijado el mecanismo, no mediante tres puentes, como en los Atmos tradicionales, sino con cuatro, para asegurar una simetría. El puente de membrana, rediseñado en forma de cruz y con un acabado cepillado, permite entrever el fuelle de la membrana. Luce el nombre del péndulo en el mismo azul elegido, así como la discreta firma del diseñador en su característico color naranja.

Making of Atmos 568 by Marc Newson © JohannSauty - Jaeger-LeCoultre (6)

Las miradas atentas observarán un permanente juego de luces sobre el movimiento, concebido por las manos de los artesanos de la Manufactura y cuyos componentes fueron replanteados por Marc Newson. El movimiento, decorado con un cepillado satinado que le da un aspecto mate muy contemporáneo, luce algunos espacios brillantes que resplandecen con la luz que atraviesa el impecable cristal. Con su nuevo diseño, el volante presenta acanaladuras mate sobre los dientes y brillantes en las cavidades, para reflejar de manera sutil y particularmente estética los rayos del sol a medida que la pieza oscila hacia un lado y hacia el otro. ¡Un auténtico espectáculo! Este juego de luces y acabados también se ha adoptado en otra parte móvil del movimiento, en la membrana, que también compagina el brillo en la parte profunda con el mate en la parte exterior.

Un escaparate de luz

Cuando los ojos logran por fin despegarse del movimiento, descubren la sutileza y la riqueza del gabinete aéreo que lo alberga. Marc Newson eligió el cristal –un material muy preciado por el diseñador por sus cualidades estéticas y su acabado único– para componer este globo, que es como un cubo redondeado. Solo una firma cristalera como Baccarat, que ejerce su arte con una tecnología de vanguardia, podía realizar esta obra, a la que ha llegado después de largas investigaciones para afinar al máximo el grosor de la materia, que es de solo 13 mm en algunos lugares.

Making of Atmos 568 by Marc Newson © JohannSauty - Jaeger-LeCoultre (7)Making of Atmos 568 by Marc Newson © JohannSauty - Jaeger-LeCoultre (8)Making of Atmos 568 by Marc Newson © JohannSauty - Jaeger-LeCoultre (9)Making of Atmos 568 by Marc Newson © JohannSauty - Jaeger-LeCoultre

El gabinete de cristal permite que la luz inunde el reloj que alberga mientras crea su propio juego de tenues reflejos. ¡Un deleite para las miradas! A pesar de las dificultades para alisarlo y aplanarlo, el cristal presenta un acabado hermoso. Los contornos del globo y la base han sido perfectamente elaborados por los artesanos de Baccarat para crear un efecto armonioso y fluido, como un cojín de luz.

La base, más gruesa, da una perfecta estabilidad al péndulo y puede soportar la pared de cristal móvil que permite el acceso al movimiento. El péndulo se ve ampliado dentro de su gabinete de cristal, como un barco dentro de una botella.

Viaje a los confines de un péndulo

Intrigadas por la transparencia extrema del Atmos, las curiosas miradas se desplazan hacia su lado y se pierden en el laberinto de sus rodajes. Desde esta perspectiva se puede contemplar el misterio del péndulo. Inventado en 1928, puede funcionar solo, sin intervención humana, gracias a una cápsula hermética que contiene una mezcla de gas que se dilata cuando la temperatura sube y se contrae cuando baja. La cápsula, solidaria del muelle de arrastre del péndulo, se deforma como un fuelle de acordeón, armando el movimiento relojero permanentemente. Basta una fluctuación de un solo grado para asegurarle una autonomía de marcha de aproximadamente dos días. Sus rodajes están diseñados de manera tan perfecta que no necesitan aceite, el cual en realidad interferiría con el óptimo funcionamiento del reloj.

Making of Atmos 568 by Marc Newson© JohannSauty - Jaeger-LeCoultre

La unión de los talentos de Marc Newson y de los artesanos de Jaeger-LeCoultre ha permitido crear este diseño que parece desafiar el tiempo. Por su belleza límpida y su delicada simplicidad, el Atmos 568 de Marc Newson ofrece al tiempo un escaparate en el que puede transcurrir con la mayor serenidad.

ATMOS by Jaeger-LeCoultre…

About The Author

CronotempVs

numquam obliviscaris...

Leave a Reply

Next “CC” Edition

Official PresentationOctober 3rd, 2017
43 days to go.

Register for “CC” ALERTS!

Recomended

Subscribe to "CC"