Cartier Rotonde Alta Relojería

Cartier presenta el Rotonde Alta Relojería que se declina en 3 modelos de edición limitada  que ofrecen cada uno complicaciones inéditas

Cartier Rotonde Alta Relojería
Desde siempre, los relojeros de la Maison han consideraso el diseño de relojes como un conjunto , y por ello integran la complejidad de sus avances técnicos en estructuras cada vez más sutiles. Sin duda, estos tres relojes Rotonde de Alta Relojería que demuestran claramente este enfoque.
Los tres mecanismos creados expresan la hora Cartier en torno al Tourbillon, unos de los grandes hitos de la historia relojera. Esta visión surge de dos complicaciones muy apreciadas por Cartier: el tourbillon misterioso y el esqueleto. Asimismo, el tourbillon misterioso aparece en Cartier en 1912, en un reloj llamado “Modelo A”, cuya esfera completamente transparente mostraba dos agujas que parecían flotar en el vacío. Sin duda fue avance sin precedentes, desarrollado a principios del siglo XX por Maurice Couët, un relojero de la Maison.
Cartier establece un diálogo entre este avance, tan complejo como fascinante, y un
otro movimiento emblemático de la marca, el esqueleto. Los relojes esqueleto representan una ingeniosa construcción, totalmente calada, que pone en escena un movimiento cuyos puentes ayudan a leer la hora. Estas tres creaciones, concebidas en los talleres de la Manufactura de relojería Cartier en La Chaux-de-Fonds, proclaman el virtuosismo relojero y la exigencia del diseño.

RELOJ ROTONDE DE CARTIER ASTROMYSTÉRIEUX

Cartier Rotonde Alta Relojería

Los relojeros de la Manufactura Cartier de La Chaux-de-Fonds han puesto en escena el Astromystérieux en una interpretación original que combina el tourbillon con el misterioso. Su estructura espectacular muestra el movimiento en su totalidad, flotando ingrávido. Una hazaña relojera excepcional, especialmente porque el espacio dedicado a los engranajes no visibles del movimiento se ha reducido al mínimo.
La caja del tourbillon integra no solo el órgano regulador del reloj, sino también toda la cadena cinemática, desde el barrilete hasta el volante, todo ello transportado por un disco de zafiro. De este modo, la caja alargada asegura la función de las agujas de los minutos y completa una vuelta a la esfera en una hora.
Caja en platino de 43,5 mm y 11,9 mm de grosor.
Movimiento mecánico de cuerda manual
Funciones horas, minutos y tourbillon
Esfera transparente
Correa de piel de aligator
Edición Limitada a 5 ejemplares.

RELOJ ROTONDE DE CARTIER ASTROTOURBILLON

Cartier Rotonde Alta Relojería

Con el reloj Rotonde de Cartier Astrotourbillon, Cartier explora un movimiento imaginado y desarrollado por los maestros relojeros de la Maison en 2016, tras cinco años de desarrollo en la Manufactura Cartier en La Chaux-de-Fonds. Este año Cartier lo coloca en el centro de una esfera ultragráfica con fondo gris y números en calco plateado. Gracias a su compleja estructura, el tourbillon se presta al juego de la geometría y la transparencia. Este fascinante movimiento presenta dos características principales que lo convierten en un tourbillon singular. En primer lugar, la caja del tourbillon tiene un eje de rotación particular que se sitúa en el centro del movimiento. Por ello, su diseño difiere completamente del tren de engranajes, desde los dos barriletes del movimiento hasta la visualización de los minutos y las horas.
Caja en platino de 47 mm y 14,9 mm de grosor.
Movimiento mecánico de cuerda manual
Funciones horas, minutos y tourbillon
Esfera transparente
Correa de piel de aligator
Edición Limitada a 5 ejemplares.

RELOJ ROTONDE DE CARTIER ESQUELETO DOBLE TOURBILLON MISTERIOSO

Cartier Rotonde Alta Relojería

Instalado en el corazón del Rotonde Doble Tourbillon Misterioso, este órgano doblemente volante parece desafiar las leyes de gravitación universal. La mecánica mágica del doble tourbillon misterioso trasciende la estética de los movimientos misteriosos de Cartier, heredada de los primeros relojes de 1912. A diferencia del tourbillon clásico, el tourbillon volante no tiene puente superior. Realiza una revolución completa sobre sí mismo en sesenta segundos y parece flotar en el vacío, sin ninguna conexión con los engranajes. El espectáculo se hace aún más llamativo cuando esta misma caja del tourbillon efectúa la segunda rotación, completando cada vuelta en cinco minutos. Los relojeros han utilizado un disco de zafiro en el que han abierto una silueta con las dimensiones del tourbillon para crear la más perfecta ilusión posible de una caja flotante.
Caja en platino de 45mm y 11,9 mm de grosor.
Movimiento mecánico de cuerda manual
Funciones horas, minutos y tourbillon
Esfera transparente
Correa de piel de aligator
Edición Limitada a 5 ejemplares.

Un Cofre artesanal

Por último, Cartier ha diseñado para guardar los relojes, un extraordinario cofre de madera que celebra un savoir-faire muy apreciado por Cartier: la marquetería de madera. El artesano en marquetería trabaja un meticuloso sombreado con el aerógrafo en piezas de madera muy finas de seis tonos diferentes para crear movimiento, profundidad y relieve. Así, el conjunto forma un degradado de verde, azul y gris.
Cartier Rotonde Alta Relojería

Más…