Roger Dubuis Exalibur “Diabolus in Machina”

Con el Exalibur Diabolus in Machina, Roger Dubuis rompe con la reglas de la alta relojería tradicional

Roger Dubuis Exalibur Diabolus in Machina

Este año, la manufactura ginebrina reafirma su singularidad combinando los entresijos de las tradiciones más nobles con destellos visionarios. Una receta que ha permitido a la marca imponerse como una de las marcas más vanguardistas.

Sin duda, en este punto de equilibrio donde el ingenio de los artesanos y la modernidad más creativa dejan de percibirse como elementos contrapuestos es donde sitúa el Excalibur Diabolus in Machina.

Además, este nuevo reto combina proezas técnicas y osadías estéticas. Esta es la manera en que Roger Dubuis se divierte con la transgresión de sus propios códigos,  con un diseño fantástico entre el rigor geométrico y el caos.

Un repetición de minutos vanguardista

La corta pero productiva historia de Roger Dubuis está plagada de grandes complicaciones relojeras importantes. Entre ella, la tan codiciada repetición de minutos. Como el relojero excepcional que era, el maestro había ideado los planos de esta complicación ya desde los primeros momentos de existencia de su manufactura.

Este dispositivo, inventado en una época en la que encender una luz por la noche no era tan fácil como pulsar un interruptor, era una de las funciones relojeras más útiles. Permitía consultar la hora mediante un pulsador que activa una sonería de tonos graves para las horas y agudos para los minutos, y que emplea dos tonos distintos para los cuartos de hora.

Para crear el Excalibur Diabolus in Machina, los relojeros de Roger Dubuis fueron más allá. Añadieron más funciones para dar al reloj un carácter aún más lúdico. En primer lugar, posicionado en las 11, se observa un disco ingeniosamente fundido en un número romano. Este disco, marcado con las palabras «Hours», «Quarters» y «Minutes», gira al activarse la repetición de minutos, ilustrando visualmente los intervalos de tiempo que están sonando en ese momento.

Además entre las 3 y las 4 horas encontramos un indicador de función que, mediante una palanca, permite al propietario del reloj saber al instante si su reloj está en posición de «cuerda manual» o de «ajuste de la hora». Esta garantía visual es extremadamente importante, ya que realizar el ajuste del reloj mientras suena la repetición de minutos puede dañar el movimiento.

Roger Dubuis Exalibur Diabolus in Machina

Y, por último, se ha desarrollado una última función para facilitarle la vida al usuario. Se trata de un pulsador de la repetición de minutos, dotado de un mecanismo conocido como «todo o nada». Esta segunda garantía no permite activar la repetición de minutos hasta que no se haya accionado total y completamente el pulsador. El fin es de esta función, es impedir que el mecanismo se active de forma involuntaria, o que se obtenga una lectura parcial de la hora.

Roger Dubuis Exalibur Diabolus in Machina

Caja de 45mm de diámetro en “CarTech Micro-Melt BioDur CCMTM”
Movimiento mecánico de carga automática.
Funciones horas, minutos, segundos, flying tourbillon, repetición de minutos y seleccionador de funciones.
Esfera azul
Hermeticidad hasta 30m
Correa de piel.

Pieza única con un precio de aproximadamente 527.000 Euros

Más información…