ROLEX DAYTONA, el icono sigue vivo

Es quizá, el reloj más legendario de la historia y todavía uno de los más deseados con largas listas de espera en los puntos de venta de la marca del mundo entero.

Fue en el año 1959, cuando Rolex se asoció con el circuito estadounidense Daytona International Speedway y, unos años más tarde, estampó el nombre «Daytona» en la esfera del Cosmograph, un cronógrafo pensado para los pilotos de carreras. Así pues, en 1963 nació el mito Rolex Daytona.

Rolex Cosmograph Daytona original de 1963

El modelo original que se comercializó en 1963, se presentaba con tres contadores de cronógrafo de color blanco que destacaban sobre la esfera negra. Llevaba la reconocible escala taquimétrica grabada en el bisel de acero.

Dentro de los modelos más deseados, hay que destacar sin duda al modelo conocido como Paul Newman, que se caracteriza por tener unos índices cuadrados en sus contadores. La fiebre por el Paul Newman comenzó a principios de los 80 cuando los coleccionistas italianos salieron en busca que llevaba el actor norteamericano, piloto de carreras e icono en aquella época.

El Cosmograph Daytona con la esfera llamada “Paul Newman”

El 26 de octubre de 2017, este fenómeno llegaría a su cumbre con la subasta de un Daytona que había pertenecido a Paul Newman que alcanzó los 17,8 millones de dólares.

El actor Paul Newman llevando su reloj Daytona

Con el paso de los años el Daytona sigue evolucionando. El modelo de 1965 introduce pulsadores de cronógrafo enroscados en lugar de los pulsadores de bomba del modelo original. Durante la década de 1960-1970, cuando movimientos de cuarzo se hicieron con el mercado relojero, Rolex no deja de ser fiel a la relojería mecánico y sigue produciendo su Cosmograph Daytona.

En 1988, Rolex dota el Daytona de un movimiento cronógrafo automático. Utiliza como base al mejor calibre cronógrafo automático de calidad disponible en el mercado, que adapta a sus exigencias rediseñando el 50 % de los componentes originales. Asimismo, el diámetro de la caja Oyster pasa de 36 a 40 mm integrando un protector de la corona. La esfera se moderniza con nuevas agujas, nuevos índices y nuevos contadores. Esta nueva versión resulta un inmenso éxito coincidiendo con el resurgimiento del interés por los relojes mecánicos en general y por los cronógrafos en particular a principios de la década de 1990.

Rolex Cosmograph Daytona 1988

Nuevo calibre para el Rolex Daytona

En el 2000 y con el cambio de milenio el reloj Daytona se estrena con un movimiento cronógrafo automático de nueva generación, creado y diseñado por Rolex: el calibre 4130. Obra maestra de ingeniería y micromecánica, repleto de soluciones técnicas innovadoras y patentadas, este movimiento de altas prestaciones se impone como un nuevo estándar de cronógrafo automático de alta gama en términos de robustez, fiabilidad, eficiencia y precisión, pero también por su facilidad de mantenimiento.

Calibre 4130

Ya en 2016, el Cosmograph Daytona de acero cambia su estética incorporando un bisel en cerámica negra, en sustitución del bisel grabado en el metal.Una evolución visual y técnica, así como un guiño histórico al modelo de 1965, provisto también de un bisel negro pero mediante un disco de plexiglás.

Rolex Cosmograph Daytona 2016

 

Link: Rolex Daytona…