Rolex Oyster Perpetual SKY-DWELLER

Una invitación al viaje perpetuo

Rolex presenta una nueva modalidad en oro amarillo de 18 quilates de su Oyster Perpetual Sky-Dweller, dotada de un braza- lete Oysterflex. Primer reloj de la categoría Clásica equipado con esta innovadora correa de elastómero de alto rendimiento. Esta modalidad luce una esfera de color negro vivo con acabado tipo sol y agujas e índices de oro amarillo de 18 quilates. Los reflejos luminosos sobre las asas y los flancos de la carrura resaltan las refinadas formas de su caja Oyster de 42 mm de diámetro.

Esta nueva modalidad está naturalmente equipada con el bisel giratorio estriado propio del modelo Sky-Dweller. Indispensable parael ajuste de las funciones del reloj mediante el sistema Ring Command. Dispone, además, de visualización Chromalight: las agujas y los índices están cubiertos o rellenos de un material luminiscente de larga duración que emite una tenue luz azul cuando el reloj está inmerso en la oscuridad.

Rolex Oyster Perpetual SKY-DWELLER

La nueva modalidad del Sky-Dweller está equipada con el calibre 9001, a la vanguardia de la tecnología relojera. Como todos los relojes Rolex, el Oyster Perpetual Sky-Dweller cuenta con la certificación de Cronómetro Superlativo, que garantiza su excelente rendimiento en la muñeca.

Rolex Oyster Perpetual SKY-DWELLER – Concentrado de innovación

El Sky-Dweller, reloj elegante para los grandes viajeros, permite la lectura simultánea de la hora de dos husos horarios y dispone de un calendario anual. La hora de referencia, en formato 24 horas, se indica en un disco excéntrico, y la hora local mediante agujas tradicionales en el centro de la esfera. El calendario anual, bautizado como Saros y que diferencia automáticamente los meses de 30 días de los de 31, se mueve mediante un mecanismo patentado y se distingue por una innovadora visualización: los meses del año están marcados por doce ventanas distribuidas a lo largo del contorno de la esfera, y el mes corriente se marca en rojo. El cambio de fecha, que se realiza de forma instantánea, está vinculado a la hora local.

Rolex Oyster Perpetual SKY-DWELLER

El Sky-Dweller dispone del sistema Ring Command, un mecanismo de interacción entre el bisel giratorio, la corona y el movimiento que permite al usuario del reloj seleccionar las funciones una tras otra y ajustarlas de manera simple, rápida y segura.

La caja Oyster, símbolo de hermeticidad

La caja Oyster de la nueva modalidad del Sky-Dweller, ejemplo de robustez y elegancia, garantiza una hermeticidad de hasta 100 metros de profundidad. Su carrura se trabaja a partir de un bloque macizo de oro amarillo de 18 quilates. Su fondo, con un fino sistema de acanalado, está herméticamente enroscado con ayuda de una herramienta especial; tan solo los relojeros autorizados por Rolex pueden acceder de este modo al movimiento. La corona Twinlock, provista de un sistema de doble hermeticidad, se enrosca sólidamente a la caja. El cristal, coronado por la lente Cyclops en la posición de las 3 h para una mejor lectura de la fecha, está realizado en zafiro prácticamente imposible de rayar. Totalmente hermética, la caja Oyster protege de forma óptima el movimiento que alberga en su interior.

Rolex Oyster Perpetual SKY-DWELLER

El calibre Perpetual 9001

La nueva modalidad del Sky-Dweller está equipada con el calibre 9001, un movimiento completamente desarrollado y manufactu- rado por Rolex. Este movimiento mecánico de cuerda automática, que ha sido objeto de varios depósitos de patente. Este es uno de los calibres más complejos jamás concebidos por la marca. Su arquitectura, su fabricación y las innovaciones que presenta le confieren su excelente rendimiento en términos de precisión y fiabilidad.

El calibre 9001 cuenta con una espiral Parachrom azul, fabricada por Rolex en una aleación paramagnética exclusiva que hace que sea hasta diez veces más precisa que una espiral convencional en caso de golpes. La espiral Parachrom azul está provista, además, de una curva final Rolex que garantiza la regularidad de la marcha en todas las posiciones. El oscilador está montado sobre amortiguadores de golpes Paraflex de alto rendimiento, desarrollados y patentados por Rolex, que ofrecen al movimiento una resistencia mayor a los golpes. El calibre 9001 lleva un mecanismo de cuerda automática por rotor Perpetual y cuenta con una reserva de marcha de aproximadamente 72 horas.

Brazalete Oysterflex

La nueva modalidad en oro amarillo de 18 quilates del Sky-Dweller está provista de un brazalete Oysterflex que combina de un modo único la robustez y fiabilidad de un brazalete metálico con la flexibilidad, comodidad y esté- tica de una correa de elastómero. Desarrollado y patentado por Rolex, este innovador braza- lete está formado por dos láminas metálicas flexibles —una para cada uno de los rama- les— fabricadas en una aleación de titanio y níquel. Estas láminas están revestidas de elas- tómero negro de alto rendimiento, un material de gran durabilidad resistente a las agresiones ambientales. Para un máximo confort de uso, el brazalete Oysterflex está dotado de cojines en sus caras internas.

El brazalete Oysterflex de la nueva modalidad del Sky-Dweller está equipado con un cierre desplegable Oysterclasp en oro amarillo de 18 quilates, diseñado y patentado por Rolex. Dispone asimismo del sistema de extensión Rolex Glidelock, desarrollado y patentado por la marca. Constituido por una cremallera inte- grada bajo la tapa del cierre, este dispositivo particularmente ingenioso funciona mediante un eslabón corredizo dotado de un diente que se fija en la muesca deseada. El Rolex Glidelock del brazalete Oysterflex cuenta con seis muescas de unos 2,5 mm cada una; permite ajustar fácilmente y sin herramienta alguna la longitud del brazalete unos 15 mm.

Más…