fbpx

Urwerk UR-220 SL Asimov

Urwerk presenta el UR-220 SL Asimov cuyos satélites de las horas se alumbran suavemente con la luz almacenada durante el día

El reloj UR-220 SL Asimov es la tercera de las declinaciones de la colección 220 y nace bajo el impulso del diseñador y cofundador de Urwerk, Martin Frei. Sin duda, asistimos a una sutil evolución del UR-220 que reinventa el juego de los contrastes y la luminosidad.

Urwerk UR-220 SL Asimov

Asimismo, la forma de indicar la hora del UR-220 SL Asimov se realiza mediante conos luminosos. Estos componentes vienen moldeados en una base de silicona, sin ángulos punzantes y su dureza es similar a la de la cerámica. Luego se los ajusta a mano para garantizar su acabado perfecto. Esta tarea ha sido realizada por la empresa suiza RC Tritec que domina este savoir-faire desde hace más de 80 años.

Urwerk UR-220 SL Asimov

Además, los conos que indican las horas en UR-220 SL Asimov, están tratado con Swiss Super-Luminova Grade X1 BL. Su metamorfosis se produce al anochecer, cuando se vuelven fosforescentes. En este modelo, los satélites y el índice de las horas forman un solo elemento. Son atrapa-luces, pigmentos activos cuya función es hacerse con cada unidad luminosa para restituirlas en la oscuridad y garantizar una óptima legibilidad de noche.

Por lo tanto, esta nueva forma de indicar el paso del tiempo pone de relieve toda la complejidad técnica de su lectura. Parte de una complicación satélite de hora vagabunda, un dispositivo patentado por URWERK. Asimismo, las horas vagabundas se indican mediante tres conos rotativos. Por turnos se van insertando en la mega aguja 3D de los minutos. Juntos van recorriendo los 120 grados del temporizador antes de que, acabada la hora, que la aguja dé un salto para regresar al índice “0” y darle la bienvenida al cono siguiente. Sin duda, el minuto retrógrado presente en el UR-220 SL Asimov, es el más imponente que se puede ver en un reloj de pulsera. Es a la vez potente y veloz, ya que todas las caras de la aguja han sido caladas.

No obstante, hay otro dato relevante en la esfera: la indicación de la reserva de marcha, la cual se lee en dos sub-esferas. La autonomía del movimiento viene indicada por dos calibradores de 24 horas cada uno. Cuando toca remontarlo manualmente, es el calibrador de la derecha que arma primero el resorte del barrilete. Cuando alcanza su tope, el indicador de la izquierda toma el relevo. Esta reserva de marcha repartida en dos “depósitos” está formada por 83 componentes mecánicos y su complejidad es extrema.

Urwerk UR-220 SL Asimov

Pvp 147.000 Francos Suizos (sin impuestos)

Más info…

Related Posts